Expectativas ( Reales) sobre el Sueño de tu bebé de 12 a 20 meses – Parte II

Tal como quedamos, en el último post, nos toca continuar con las expectativas reales de sueño para mamás con bebés de 12 a 20 meses, sobretodo para las que me siguen en stories que siempre preguntan ¿Hasta qué edad son necesarias las siestas para un bebé?

Está para mí es una etapa retadora pero a la vez más llevadera porque puedes verbalizar muchísimo sobre lo que va sucediendo y eso sin duda, minimiza la expectativa y potencia la seguridad, lo predecible, lo rutinario, es maravilloso para los bebés, aunque muchas veces nosotras soñemos con lo opuesto.

El desafió para mi es que entre los 12 y 15 meses tu bebé dará sus primeros pasos y eso generará un pequeño #desarreglo  en su sueño, algo momentáneo que con descanso adecuado y rutina se ordena. Además más adelante sobre los 18 meses también se vive una especie de segunda etapa de ansiedad de separación y muchas veces, regresamos a viejas trabas que ya habíamos dejado atrás.

Entonces, empecemos revisando qué sucede en estos siguientes meses y como abordarlo mejor, se me ocurrió separarlo por etapas para revisarlo juntas de manera más ordenada:

De 12 a 15 meses:

Es un momento retador para tu bebé, porque aunque quizás tienes ya algo dominado su sueño, identificas perfecto sus señales, etc. se vienen dos cambios grandes, el primero es físico pero requiere de muchas fases mentales previas… ¡Caminar!...

Antes de caminar, a los 11 meses ( 41.5 a 46.5 semanas )  hay un salto en su desarrollo mental, y este famoso ” leap” se llama ” The Word of Sequences” o el ” Mundo de las Secuencias” y justamente habla de eso, de como tu bebé experimentará con mayor claridad la relación entre los objetos, apilar torres, presionar botones, sacar ropa de los cajones, aprenderá a reconocer secuencias, como comer: coger su cuchara, meterla en el plato, recoger la comida, llevarla a la boca, etc.

Además querrá permanecer mucho tiempo parado o en posición vertical, por eso cambiarle el pañal será un poco más complicado, le costará más ir a dormir la siesta en esta etapa ( luego se ordena) y muchas veces tu pensaras ” Seguro va a dejar una siesta”, pero no… es sólo una etapa de desorden, para ayudarlo, una tabla de actividades montessori es buenísima en esta etapa, o una caja con retazos de tela para sacar y guardar también.

Acuérdate que al caminar o dar sus primeros pasos, tu #bebé querrá practicar y practicar esa nueva habilidad, es decir, se cansará un poco más y vale la pena llevarlo a dormir en el momento exacto y no cuando esté muy cansado, para evitar los despertares de la noche.

Luego a los 12 meses ( entre las semanas 50.5 a 54.5) llega otro Leap en su desarrollo mental: “The Word of Programs” o el “Mundo de los Programas” que no es ni más ni menos que la nueva percepción que tu bebé va teniendo de las cosas, del espacio y de sí mismo, ahora que se acerca a todo desde otra posición ( parado) y eso lo hace tener que calcular, experimentar caídas, etc.

Sobre las siesta, a mi me gusta decir que los bebés fusionan 2 siestas en 1 y no que ” dejan una” porque lo que noto es que empiezan a hacer las dos en un punto medio que luego, poco a poco se va consolidando. Lo usual es que entre los 15 y 18 meses suceda, algunos bebés desde los 13 indican que les cuesta más hacer una en el horario habitual y otros hacen esta transición de manera tardía.

Hay también los que van al nido antes y ese cambio hace que la fusión se de y de manera casi inmediata pasan de 2 a 1 siestas, pero lo mejor es no adelantar esta etapa y aunque en algunos momentos 2 siestas te parezcan mucho y 1 muy poco, trates de que tu bebé las haga.

Si estas en la etapa de fusión, acuérdate de acostar a tu bebé mucho más temprano de lo normal y después de 2 a 3 semanas ¡Listo y Ordenado!

Aquí te dejo un horario como ejemplo de una siesta que empieza a las 12:

7:00 a.m.: Despertar + Leche

8:00-8:30: Desayuno

11:00 Almuerzo

12:00 Siesta ( Idealmente 2 horas mínimo).

3:00 Paseo / Snack

5:00 Comer

6:00 : Baño y Rutina

5:30 6:30 : Acostado para dormir ( dependerá del fin de siesta y la duración de la misma)

Dicen que caminar es el fin del ” BabyHood” o etapa de #bebés para convertirse en #toddlers ( aunque para nosotras aun no lo sea) y dejar el pañal ( sobre los 2 a 4 años, según cada #bebé) es lo que nos conecta con ” la vida adulta”.

De 16 a 20 meses:

Muchas mamás en esta etapa, me cuentan que ” a sus bebés no les gustan las rutinas” o que ” luchan muchísimo para hacer la siesta” y normalmente ambas cosas permanecen relacionadas. La rutina es un arte, es una sucesión de hechos predecibles y es importante en esta etapa volver parte de la rutina a tu #bebé.

Puedes hacer una secuencia de hechos con fotos suyas, algo como:

Comiendo + Bañándose + Tomando su leche + Acostándose para dormir

En esta etapa es muy especial porque puedes sacarle el máximo provecho justamente a la rutina y a leerle un cuento a tu #toddler.  Con el cuento además de darle calma, puedes aprovechar e incluir mensajes que quisieras que tu #bebé interiorice, algo como:

Repasar el día: El oso del cuento, ya jugo, se divirtió mucho paseando y también se va a descansar para disfrutar con energía del día siguiente ( No importa que eso no diga el cuento!)

Entre los 17 y 18 meses aparece una crisis de separación, parecida a la que experimentó tu bebé a los 8 meses ( yo pienso que más intensa), porque tu bebé no querrá irse lejos de ti y además sentirás que ” sólo quiere contigo”, por lo cual darle seguridad y anticipar lo que sucederá es básico :

” En 5 minutos voy a salir para ir a mi trabajo”

No lo sorprendas, porque eso potenciará la sensación de pérdida y se vivirá con mayor vehemencia por la noche.

Te dejo más información sobre esta regresión o etapa retadora aquí

Los límites juegan un rol importante, porque son necesarios para que tu bebé se sienta contenido y seguro.

A partir de los 12 meses, no es necesario que tu bebé tome leche durante la madrugada, salvo que su pediatra lo indique, si tu bebé aún lo hace, vale la pena que tengas un Plan para ir retirando progresivamente ese consumo de leche después de que se acostó y eso le permita dormir de manera consolidada y beneficiándose de todo lo que puede proveer un descanso nutritivo.

Termino con una de mis frases favoritas del libro de Janet Lansboury: ” Usemos la palabra descansar y no dormir, porque dormir despierta hasta al niño que mejor duerme”

Un abrazo,

Mili

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s