¿Crisis o Creces? El lado oscuro de la regresión de los 4 meses

Si buscamos en el diccionario que significa la palabra ” regresión” encuentras: Retroceso en un proceso de acción. A diferencia de cualquier otro proceso de regresión, esta es la única que llega para quedarse, no la considero un retroceso ( a pesar de que así se sienta) sino parte de la realidad y si la tomamos como viene, podríamos sacarle provecho a la pequeña crisis. Como dicen por ahí CRECES o CRISIS.

Entremos en contexto primero, en esta etapa se desarrollan muchos procesos biológicos, hay una gran cantidad  ” cableado neuronal”  estructurándose y empiezan a darse las primeras sonrisas ( en el mundo del Sleep Coaching se le llaman ” social smiles“).

Cuando llegamos a casa con un RN, tenemos que adaptarnos a una nueva rutina, a no dormir, a encontrar un pequeño balance en la vida y a mantener a nuestro bebé alimentado y descansado (nada más), sobretodo porque su sueño es muy errático y recién entre los 4-5 meses empieza a consolidarse y ordenarse un poco, pero antes llega el “caos” con esta fase de desorden.

Al llegar los 4 meses ( pueden ser los 4.5 también ) no sólo debes enfocarte en mantener a tu bebé alimentado y evitar que esté sobre-cansado, sino que ya vale la pena ir mirando qué está haciendo tu para dormirse  a la fecha. Lo que sucede en esta etapa es que el sueño empieza a parecerse más al adulto, aparecen las fases de sueño, tu bebé empieza a tener idas y vueltas de sueño profundo, ligero, profundo, ligero, etc. Entonces es aquí donde vale la pena ir instaurando una rutina ( Recomiendo la E.A.S.Y) y más que enfocarse en un descanso consolidado ( eso lo miraría yo recién a partir de los 5 meses) me protegería por completo de los mitos que llegarán a ti en este momento, haciéndote dudar de tu producción de leche, etc. ¡ No caigas en eso!. El lado oscuro de esta etapa es justamente lo rápido en lo que podemos caer en trabas de cara al sueño de tu bebé.

Si pudiera retroceder el tiempo, yo me enfocaría en lo siguiente:

  1. Foco al ambiente donde descansa tu bebé: Oscuridad para sus momentos de sueño, luz al despertar y sobretodo tomar las precauciones del caso para prevenir el SIDS.

2.Usa White Noise: No sólo aísla el ruido externo, sino que conecta con el latido de tu corazón que escuchaba tu bebé durante el embarazo. Conduce a la calma.

3. Evita el sobre cansancio: No extiendas su ventana de sueño a más de 1.5-2 horas, sino tu bebé estará agotado, llorará  y despertará muchísimo.

4. Es posible que tengas que migrar de 4 a 3 siestas

5. No te enfoques en un descanso consolidado, es muy pronto y la alimentación durante la madrugada es aún una necesidad ( salvo que tu pediatra diga lo contrario), usualmente a los 4 meses los bebés despiertan cada 3-4 horas por comida; Si el tuyo lo está haciendo cada 45-1.5 horas probablemente está conectando su sueño con la succión. Míralo para que puedas ir ordenándolo poco a poco.

6. Intenta poco a poco ayudarlo a desarrollar su capacidad de auto- relajación

7. Repasa los secretos de una buena rutina, aquí te dejo la que yo sugiero y empieza a acostar a tu bebé despierto, relajado pero despierto, no borracho, no dormido, no semi dormido, para que poco a poco pueda hacer su propio  viaje de despierto a dormido.

Espero que te sirva y puedas ponerlo en práctica.

Mili

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s