Resumen de un día muy especial

Este Domingo 15 de Marzo, se celebró el ” Día Mundial del Sueño Infantil” y como todos los años, hice el tradicional LIVE para que podamos conversar sobre como Mejorar los Hábitos de Sueño de tu #bebé.

En esta oportunidad, el tema fue identificar 5 razones por las que tu bebé no está durmiendo lo que necesita, probablemente son las que lo alejan tan esperado (¡ y necesario!) descanso y como hacer los ajustes necesario para ver cambios desde el día 0.

Antes de empezar a nombrarlas y a ordenar cada punto, debemos estar todas en la “misma página” y comprender que descansar es esencial para todos los seres humanos, tanto como hidratarse  y comer. Dormir es importante para crecer, no sólo para la cantidad de funciones cerebrales (neuronales) que se originan durante el descanso de calidad sino porque forma parte de la higiene cerebral, en donde se fijan los aprendizajes y se consolida la memoria.

No vamos a entrar en detalles sobre cada fase de sueño, para no extendernos tanto y poder ir directo ” al grano”, pero si partiremos del concepto que la noche no es lineal, es un ida y vuelta de sueño profundo a ligero, en donde nos beneficiamos del aporte de cada ciclo y sobretodo en donde ” despertar” parcialmente no es lo ” raro” o mejor dicho no debería angustiarnos tanto, como identificar ¿( cuál es la razón por la cual tu bebé de más de 6 meses) no puede volver a dormirse sin asistencia”.

Al cambiar tu percepción, modificando esa pregunta, estás quitándole muchos kilos de frustración a tu mochila. Miremos con otros ojos, el descanso y observemos más:

  1. Estar a ciegas: Lo primero que te propuse en este punto es #observar mucho a tu #bebé.

Hazte 3 preguntas e intenta responderlas con calma:

¿Cómo se ve tu #bebé cuando está cansado? ( Cuáles son sus señales de sueño, cuando se rasca los ojitos, orejas, bosteza, ojitos inyectados) Fíjate cual es el momento en el que está casando pero no sobre- cansado, no irritado.

¿Qué conecta a tu #bebé con su sueño? ( Ser mecido, ser paseado, el coche, lactar, tomar biberón, el brazo de mamá, la mano de maná, el hombro de papá, etc.)

¿Conoces cuál es la necesidad de descanso de tu bebé? ( Estas a ciegas o sabes cuánto necesita dormir tu bebé en horas para estar mental/ físicamente repuesto).

Más o menos por edad, es algo así:

SI bien cada bebé tiene su propio desarrollo, finalmente el sueño se empieza a mirar con otros ojos a partir de los 6 meses en donde cada etapa viene a ser una pieza clave para la construcción de la siguiente.

  1. No conocer las ventanas de sueño de tus hijos : 

A partir de los 6 meses que es cuándo el reloj biológico de cada bebé empieza a madurar, las siestas se ordenan de manera natural un poquito más y las ventanas de sueño empiezan a ser más claras. Estas famosas ventanas son los “espacios” en que tu bebé permanece despierto entre siesta y siesta; Muchas veces estas brechas son extendidas y lo que se da bajo ese escenario es un bebé sobre cansado y fastidiado.

Estas ventanas de sueño, irán aumentando con los meses, años, pero más o menos se ordenan así:

6 meses: 2 a 2.5 horas

7 meses: 2.5 a 2.75 horas

8 meses: 2.5 a 2.75  horas

9 meses: 2.25  a 3 horas

10 meses: 3 a 3.5 horas

11 -12 meses: 3 a 4 horas

13-18 meses: 3 a 4 horas ( si hacen 2 siestas)  / 4.5 a 6 horas ( si hacen 1 siesta)

18 a 20 meses: 5 a 6 horas

3. ¿ Le estas dando lugar e importancia a las siesta?

Las siesta es un reponedor natural del cuerpo físico y de la memoria, es como la carga de batería que le permite abordar el siguiente momento despierto para luego y a dormir nuevamente. Si tu bebé duerme de manera correcta las siestas, no significa que no necesita tener un horario adecuado para descansar en la noche y por el contrario, si tu bebé duerme bien por la noche, no significa que no necesita la siesta. Ambos espacios son nutritivos y no se remplazan entre sí, sino que se potencian para generar un sistema de descanso competo.

Muchas veces las siestas se pierden porque no les damos la importancia que tienen, llevamos a nuestro bebé a dormir; Intentamos 15 minutos y las damos por perdidas porque no logramos dimensionar su gran aporte durante el día. Entre los 6 y 20 meses restringir la siesta no va a ayudar a que el niño duerma mejor de noche, pero si la siesta es muy tarde, cercana a la hora de dormir, va a interferir con el inicio del sueño nocturno.

Las siestas por edad son aproximadamente las siguientes:

6 meses: 3 siestas

7-9 meses: 3- 2 siestas

9 a 15 meses: 2 siestas ( Algunos bebés fusionan sus 2 siestas en 1 a los 13 meses, pero generalmente el rango es a partir de los 15)

15 a 3 años: 1 siesta

4. Tiene Rutina

Establece una rutina previa ( corta para las siestas) y larga para la noche, que puedas sostener en el tiempo y que prepare al cuerpo y a la mente a descansar correctamente. Te dejo un post que hice hace un tiempo que puede servirte aquí. 

La clave de la rutina es que acuestes a tu bebé DESPIERTO y no dormido, tu bebé necesita consciencia para empezar su viaje al sueño que es ni más ni menos que la desconexión de los alrededores hasta entrar en una fase de sueño No Rem 1.

5. ¿Cómo estás respondiendo?

Aprender a dormir es una habilidad que se desarrolla, algunos #bebés la van sacando a flote de manera natural y otros necesitan una guía. Muchas veces, sin querer, bloqueamos esta habilidad meciendo, paseando ( esto sucede mucho con los bebés que han tenido reflujo), induciendo a través de la lactancia o del biberón y /o sobre respondiendo sin permitir que tengan un ” espacio” para lidiar con este proceso.

Vamos a darle una mirada a dos respuestas que no te favorecen:

Estas yendo a salvarlo : Dale una mirada a tu respuesta, muchas veces pasa que nuestros hijos despiertan y CORREMOS para conectar su sueño como sea; Quizás esos en esos minutos pueden sobarle la espalda ( si es mayor de 12 meses) o la barriga ( si es menor de 12 meses) y sin necesidad de sacarlo, levantarlo, mecerlo, puede manejar ese momento y re-conectar con su descanso.

Refuerzo intermitente vs. Consistencia : Lo que un bebé necesita para aprender a dormir es consistencia, tener un mismo ” formato” ( rutina) y una misma respuesta, porque si intentamos múltiples cosas a la vez, estamos cayendo en el refuerzo intermitente, lo que generamos ( sin proponernos)  es mucha inseguridad en nuestro bebé, esto trae mucho, mucho llanto y es justamente lo que queremos evitar.

Espero que te sirva y puedas aplicarlo cuanto antes.

Haré un segundo post respondiendo las preguntas generales del LIVE para ayudarnos entre todas.

Un abrazo,

Mili

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s