Ciudados Básicos

Tres situaciones ( reales) que podrían estar complicando el sueño de tu bebé de 12 a 14 meses..

Hace mucho tiempo quiero escribir este post, pero esperé y esperé bastante porque quería reunir más casos, investigar un poco más y así poder tener más y mejor información para conversar contigo sobre esta “fase”.

Confieso que a mi me gusta mucho esta etapa en los bebés, sobretodo porque a diferencia de los primeros meses en los que  pasamos por experiencias nuevas desafiantes, que nos ponen a prueba pero sacan lo mejor de nosotros, en esta etapa hay mayor claridad, estamos más familiarizadas + enamoradas de nuestra maternidad y aunque esta no deja de sorprendernos ( como dicen por ahí , una es mamá para toda la vida) somos sin dudarlo ” mas cancheras”.

Y como siempre en la vida, una vez que algo está encaminado o así parece estarlo, se desordena de nuevo, para hacernos sentir que esto recién empieza…

Entonces, estos meses en los que los ritmos internos ya maduraron, así tu bebé haya sido prematuro o no, conoces más o menos sus tiempos de tolerancia despierto y su rutina está constituida ( si aún no lo está puedes darte una vuelta por aquí. ), muchos dientes ya deben haber salido, tienes ya establecida la alimentación complementaria y todo, con sus alzas y bajas, propias de la maternidad, funciona(ba) sobre ruedas…

Realmente es mucha, mucha información de cambio en tan pocos meses para un bebé y sobretodo para que tu toddler tenga todo dominado, así que verás como con paciencia y algunos detalles a considerar, todo se ordenará nuevamente:

Las 3 situaciones que podrían estar impactando en su sueño hoy, a lo mejor, son sólo pasajeras, así que vale la pena mirarlas como tal y no tomar decisiones definitivas sobre las mismas, salvo que el tiempo ( unos días más) te lo muestre con mayor claridad:

Situación 1: Mi #bebé ya no quiere hacer una de sus siestas

Esto sucede con frecuencia y muchas mamás tendemos a pensar que llegó el momento de ” dejar una siesta”. Hay un concepto que me gusta mucho y que quiero compartir contigo, yo pienso que los bebés no dejan una siesta sino que las fusionan, es como si dos fueran demasiado en este etapa y una fuera muy poco. Así que pensemos en que quizás tu sientes que ese momento ha llegado; Si bien el ” libro” ( no todos los bebés son bebés de libro) nos dice que entre los 15 a 18 meses es que sucede este cambio, podría ser que tu bebé unos meses antes realmente esté cambiando la organización de su sueño diario y sin duda este afectará totalmente el sueño nocturno ( hablemos más abajo de la noche igual).

Un consejo que recibí cuando estudié buscando ayuda para Mejorar los Hábitos de Sueño de mi bebé fue que nunca, diera una siesta por terminada y mucho menos la elimine de la vida de mi bebé sin que sea evidente, para eso, debemos esperar dos semanas y así corroborar que tu bebé no quiere hacerla más ( pero ojo, no es tan fácil, si lo llevas a dormir sobre cansando difícil querrá hacerla).

Si tu bebé dormía perfecto sus siestas y repentinamente esto te está pasando, míralo con tiempo, no tomes desiciones apresuradas si es posible y acuéstalo más temprano ( sobre las 5.30 p.m. o 6 p.m.) para que no pase una mala noche.

Si tu bebé nunca ha dormido muy bien las siestas, pero notas un cambio radical, revisa si en su cuarto no hay algo que lo esté estimulando más, como los regalos de su reciente cumpleaños, tv´s prendidos o situaciones que estén bloqueando ese momento de conectar con el descanso. No pierdas de vista la oscuridad y silencio para dormir y aunque no seas fiel a estos componentes, ahora más que nunca, vale la pena considerarlos hasta regularizar el descanso de tu bebé.

Situación 2: Mi #bebé sólo quiere pararse, dar pasos o incluso caminar.

Alrededor de las 55 semanas o 13 meses aproximadamente, los bebés se acercan más a un proceso de  exploración llamado ” The Word of Programs” , es como que dejan de ser bebés para ser toddlers, algo más independientes, además atraviesan un gran cambio neurológico en su desarrollo, comienzan a organizar en su cabeza y en su propio ser muchas secuencias que experimentaron previamente, si se dan cuenta, muchos empiezan a dar sus primeros pasos y todos esos pequeños cambios sobretodo motrices, cansan, consumen más energía y sobretodo sólo quieren practicarlos y practicarlos a cualquier hora, así sea la de dormir la siesta o dormir por la noche.

Las primeras señales de cambio ( y algo de fastidio) aparecen alrededor de sus 49 semanas de vida ( considerando un embarazo de 40 semanas) y las segundas alrededor de las 55 semanas de vida. Algunos indicadores de esas ” semanas mágicas”:

  • Lloran más seguido, están mas fastidiados y sensibles.
  • Ríen y Lloran.
  • Tienen una mayor necesidad de estar cargados.
  • Necesitan más atención y con mayor frecuencia.

Situación 3: Mi #bebé está despertando más y sólo quiere leche o ser mecido

Quizás está situación no es más que la suma de la primera y la segunda, pero vamos a mirarla a detalle para tener claridad con dos.

Si tu bebé está cambiando sus hábitos de sueño ( ya sea por unas semanas) o de manera definitiva, debemos preveer que no esté sobre cansado, eso quiere decir: ” Acostarlo si o si más temprano” de lo que normalmente lo haces, aproximadamente a las 5.30 p.m.

Aunque te parezca una locura, dejar de dormir una siesta, implica pasar unas 4 horas despierto si es que no son más ( entre el tiempo que no durmió y el tiempo que permanece enganchado en otra actividad) y si no somos cuidadosos con eso, los despertares nocturnos empezarán a multiplicarse y una cosa, lleva a la otra y quizás empezarás a darle leche, esa que ya no le dabas en la madrugada y que incluso, podría limitar su apetito durante el día.

Ojo. Esto no quiere decir que la leche no es adecuada ni nada de eso, quiere decir que si tu bebé ya no era alimentado por la madrugada, no vale la pena regresar a hacerlo y más bien vale la pena enfocarnos en acostarlo temprano para que esté descansado y disfrute de su día en caso esté perdiendo alguna siesta y a la vez que estemos considerando que consumirá calorías extras si su mente está enfocada en practicar habilidades físicas nuevas, como pararse, o dar pasos, etc. es decir, fijarnos que su consumo calórico sea adecuado durante el día, con las comidas y leche que te sugiera tu pediatra o nutricionista, es básico para estar cubiertas .

No quiero terminar sin contarte un poco sobre los “Cuidados Básicos” , la mirada de crianza con la que yo conecté de manera instantánea ( quizás no es lo tuyo y esto va sin juicio, porque cada una de nosotras, siempre será la mejor mamá para su bebé), pero me gustaría alentarte a que conozcas su poder, conozcas como Cuidando los Cuidados alimentamos  la seguridad de los bebés, conectamos totalmente con el génesis de la su calma porque generan los cimientos de la auto-regulación y seguridad. Si quieres conocer más sobre esta hermosa mirada, puedes darle clic aquí.

Espero que te sirva y me encantaría que me cuentes como te va.

Un abrazo,

Mili

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s