Ciudados Básicos

Cinco consejos para ser (o tratar de ser) una mamá libre de CULPA.

Creo que la primera etapa de la maternidad es realmente maravillosa, efectivamente viene con mucho sacrificio físico pero conecta con las fibras más profundas de cada una de nosotras, nos llega de manera especial y se acomoda a cada estilo de mamá, pero como la carne siempre viene con hueso, el sentimiento de culpa también llega y se apodera de nuestra mente, nunca se va pero si disminuye si logramos ubicarlo en el sitio que le corresponde. Nosotras nos caracterizamos por estar pocas veces conforme con lo que hacemos, si pasamos tiempo con nuestros hijos nos saboteamos pensando que les damos ” demasiado” y estamos dejando de lado nuestro desarrollo, si trabajamos de 9 a.m. a 6 p.m. nos culpamos por no estar con ellos y perdernos sus “mejores momentos”. Lo que si es verdad es que está en nosotras cambiar el chip y quedarnos con lo que más nos gusta de nuestra historia.

Quería compartir con ustedes 5 consejos que me sirvieron mucho para equilibrar mi vida sin culpa ( o tratar de) :

Mandamiento de una madre: Tu eres la mejor mamá para tu hij@: Nunca me olvidaré una noche que llegué a Lima Photo y en medio de mi etapa de frustración por no dormir y levantarme unas 26 veces en promedio por las noches, me encontré a mi amiga Sandy ( una amiga que no veo mucho, con la que hablo poco, pero a quién quiero horrores y está siempre en mi corazón) y me dio un consejo que hoy, dos años después sigue sonando dentro de mi cabeza: “Lo estás haciendo bien, tú eres la mejor mamá para tus hijos”. Y efectivamente en los momentos que intento meterme cabe y sobretodo en  los que empiezo a compararme, me acuerdo de esa frase. Hoy que tengo la oportunidad de hablar y reunirme con muchas mamás trato de transmitirles lo mismo, el roll de una Sleep Coach realmente es el de Plantear Opciones y Orientar a la familia a lograr una mejora en el sueño de sus hijos pero jamás sabremos más que la mamá y el papá de ese bebé. No hay bestseller, libro, ni curso  que supere a la intuición de una mamá.

Cuídalos en lo importante : Como saben mi filosofía se basa en los Cuidados Básicos, los momentos clave e íntimos en donde se construye el vínculo a través del respeto y del cuidado ( alimentación, vestimenta, baño y sueño).  Trata de no dejar pasar estas oportunidades que SÍ marcan la diferencia, baña a tus hijos por la noche, acuéstalos, si puedes dales de comer, cámbiales el pañal que eso es lo que ellos necesitan. Pasear por el parque, ir a un cumpleaños, es lindo, pero no es lo más importante. Si no puedes estar presente, no te fluyen todos estos momentos o tu horario no sincroniza del todo con el día de tu hij@, escoge tus batallas, llega para bañarl@ que el contacto piel con piel es poderoso y ayudar a tu hij@ a dormir mejor.

Pide ayuda y da un paso al costado cuando lo creas y sientas necesario: Si no duermes por las noches, no disfrutas durante el día porque realmente estás cansada o simplemente lo necesitas, da un paso al costado. Pide ayuda… regresa a tu centro para volver a recargar energías, nuestros hijos no nos necesitan a medias, nos necesitan completas y es humano tomar un descanso… apóyate en tu familia y si tienes ayuda en casa, asegúrate en delegar en esa persona primero el juego de tus hijos y una vez que conecte con ellos, enséñale a hacer las cosas con tu sello, a tu estilo, para que tus hij@s se sientan cómod@s y sean tratados siempre con respeto. Aprovecha y haz deporte, anda a la peluquería, engríete que te lo mereces.

Planea un día especial con tu pareja: Es necesario salir de la rutina, sal a comer, anda al cine, date un espacio. Vuelve a retomar esa conversación sin hablar de cómo les fue la noche anterior, de quién se encargará del bebé por la noche. Disfruta ese día al máximo y vuelve a conectar con esa persona especial.

Trata de Ubicarte en varias situaciones: Algo que me ayudó horrores cuando trabajaba full time fue pensar “quién me ayudaría en caso de”.  Es decir: Si me fallaba la persona que me daba una mano en casa, llamaba directamente a “X”. Si no podía recoger a mis hijos del nido porque me prolongaron una reunión, acudía a “Y”. Eso me facilitó no tener que ponerme a pensar en medio del stress del momento a quién buscar, sino llamarlos directamente, (previamente conversado y casi acordado /que esto podía pasar), no me resultó al 100% porque cada persona tiene sus propios pendientes, pero minimizó al 90% el tener que decidir en medio de una situación complicada.

Bonus Track:

Hazte un chequeo Anual :  Creo que un punto en común que tenemos todas las mamás ( y papás) es el miedo a morir, dejar a nuestros hijos al cuidado de otra persona. Desde que nos convertimos en padres manejamos más lento, algunos toman vuelos separados, nos ponemos en situaciones que jamás imaginamos y creo ayuda muchísimo quitarnos ese 50% de presión extra haciéndonos un chequeo anual, siempre disminuye las posibilidades de que alguna enfermedad nos sorprenda.

Busca Siempre la Opinión de un Experto: A veces recibimos muchas opiniones sobre un tema y eso hace más difícil el proceso de toma de decisión por el que tenemos que pasar. Apóyate en un experto sobre un tema en especial y así podrás seguir sólo una línea de pensamiento.

Lee un libro: Si puedes, tienes algo de tiempo, lee un libro.

Un abrazo. Mili

#blogmilipalma #cuidandoloscuidados #milipalmasleepcoach

 

2 comentarios sobre “Cinco consejos para ser (o tratar de ser) una mamá libre de CULPA.

  1. Gracias por los consejos, es un alivio para mi aquella frase especial y darme cuenta que no soy la única que libra estas batallas. Muchas gracias

    1. Siempre nosotras seremos las mejores mamás para nuestros hijos, los errores nos dan experiencia para ser mejores aun y esa experiencia se convierte sólo en recuerdos maravillosos con ellos. un abrazo!

Deja un comentario