Ciudados Básicos

Los viajes, las separaciones cortas y la vida misma…

Hace unos días me fui de viaje con mi esposo, un viaje corto, un viaje lindo, un viaje justo y necesario, para salir del día a día, para dar un paso al costado, respirar y recargar baterías. De todas maneras, viajar implica todo un movimiento para la familia, las mamás tenemos que dejar todo organizado, los niños tienen que asimilar que los papás van a estar de viaje y las personas que se quedan a cargo, asumen con mucho amor la total responsabilidad e instrucciones infinitas que dejamos para que “ todo se mantenga casi igual”. Aquí les cuento mi experiencia y los puntos que traté de contemplar para que esta “ separación corta” sea llevada de la mejor manera.

Está vez viaje cinco días a darle el encuentro a mi esposo que terminaba un viaje de trabajo, lo primero que hice fue decirles a mis hijos dos días antes de partir, que me iba al avión a traer a papá, antes del movimiento de sacar las maletas y que ellos relacionan totalmente con “ alguien se va”, para que vayan asimilando sin mucha anticipación pero con el tiempo necesario, que no iban a vernos por unos días y que regresaba con papá.

Mis hijos se quedaron en nuestra casa y mi abuela, en quién confió absolutamente, a cargo con las ayudas correspondientes que están con ellos desde que nacieron. Es importantísimo que los chicos se queden con alguien con quién se sientan totalmente habituados, quién conoce sus rutinas, los respeta y respeta nuestras decisiones. Aquí lo importante son los chicos y no poner por encima nuestras necesidades, cuando tenemos bebes/ niños, somos los grandes los que tenemos que adaptarnos a ellos, no viceversa.

Mantuvimos su misma rutina, sin alterarla, fueron al nido, almorzaban a la misma hora de siempre, respetamos sus siestas, sus horarios tal como si estuviera yo en la medida de lo posible, obviamente tuvimos la suerte de que tengan más planes y cumpleaños esa semana, así que el día a día fluyó bien y si por alguna razón se quedaban dormidos y la siesta no terminaba, no se les despertaba!! Acuérdense que ese descanso es la clave del sueño de la noche y más cuando los papás no están!

Como ustedes saben,  los #cuidadosbasicos son mi filosofía total y la base de la autonomía en los niños , yo trato de estar presente en la mayoría de estos momentos  y dedico tiempo exclusivo a mis hijos para bañarlos, cambiarlos y acostarlos, así era importante que las personas que me ayudan con mis hijos pudieran transmitir que ellas iban a bañarlos, cambiarlos, etc. esta vez porque Mamá se los había pedido mientras estaba con papá en el avión. El refuerzo de estos detalles sólo genera seguridad, los niños, aunque sean chiquititos de un mes, comienzan a llenar los vacíos que puedan sentir por nuestra ausencia en la medida que son respetados e informados.

Por último dos cosas contribuyeron a hacer la ausencia más fácil de manejar, los llamamos casi todas las noches, hablamos un ratito, no era necesario una conversación de horas ni mucho detalle, sólo un saludo con cariño pero que los ayudaba a interiorizar que los papás no están, pero que regresarán. Yo en los viajes sugiero llamadas rápidas porque sino sin querer podemos generar el efecto contrario y llenar de ansiedad a nuestros hijos,  preferí no hablar por facetime, Skype  y sólo hacerlo por teléfono para escucharnos “ la voz”, a mi me va mejor así, pero depende de cada dinámica familiar. Además les dejé un “ calendario” con cinco cajitas que en teoría significaban cada uno de los días que yo y mi esposo no estaríamos en casa, cada día ellos abrían a la misma hora una cajita y recibían un mensajito o regalo ( detallito), de tal manera las cajitas abiertas simbolizaban los “ días que ya habían pasado” y las cajitas cerradas “ los días que faltaban” para que nosotros regresemos y estemos todos juntos, era una ayuda visual para ellos importante. ( Hice mi mejor esfuerzo con las manualidades…)

 Las Bienvenidas son muy diferentes para cada niño, mi hija “ mayor” corre a abrazarnos, mientras que el chiquitito es más cauteloso a pesar de ser siempre muy cariñoso. Re-encontrarnos no implica recibirnos con los brazos abiertos, ellos aveces se resienten porque nos vamos, se aferran al adulto a cargo de ellos porque los cuidan “ como nosotras” esos días , así que sólo nos queda darles tiempo para que todo fluya nuevamente con naturalidad.

Les confieso que este viaje me movilizaba más de lo que aparentaba, lo que pasaba es que en Abril viajé dos semanas también con mi esposo  y aunque traté de tener todo mapeado, fueron demasiados días para dejar a dos chiquitos menores de 3 años, me costó mucho el reenganche y hubo un retroceso fuerte en el sueño del chiquitín, tuvo que pasar un buen tiempo para que confiara de nuevo en que no me iría, así que yo estaba un poco más tensa de lo normal .  No me digan que los niños “ ni cuenta se dan” de que los papás no están, no es así, ellos se dan cuenta de todo… pero de verdad hay que pensarlo bien, sobretodo cuando el viaje implica mucho tiempo. La mirada Pikler no recomienda separarse de manera larga hasta que los niños tienen 3 años y de cara al #SleepCoaching la rutina de sueño es ” sagrada” y  alterarla aunque sea de manera mínima nunca será recomendado. Igual… la vida continúa y hay lindos momentos que no podemos dejar pasar, así que son oportunidades de crecimiento para todos pero mejor si lo hacemos cubriendo la mayoría de pendientes  posibles.

Nuuunca nada puede ser tan rígido o verdad absoluta,  creo que  es importantísimo como papás  darnos un respiro, pero los niños pequeños necesitan continuidad para formar su seguridad y cuando  no estamos los “descuadramos” un poco, ellos dependen de nosotros y por eso contemplar los detalles que pueden hacer mejor estas transiciones chiquitas es bueno. Los cargos de conciencia no son un buen compañero de viaje, porque nosotros les transmitimos, aun a la distancia, todo lo que sentimos .  Acuérdense que si los papás están bien ( juntos o separados), siempre, siempre, siempre los hijos están bien.

#cuidandoloscuidados #milipalmasleepcoach #blogmilipalma

2 comentarios sobre “Los viajes, las separaciones cortas y la vida misma…

Deja un comentario