Ciudados Básicos

Darse un tiempo para VESTIR

Tuve la suerte de aprender mucho sobre el baño y cambio de ropa en los bebes porque desde que fui mamá me interesó este maravilloso mundo de los cuidados básicos como base de la crianza, es por eso que hoy me gustaría darles un enfoque diferente / sugerencia de como cambiar a sus bebes.

Vestir a nuestros hijos es el espacio perfecto para crear y fortalecer el vínculo que tenemos con ellos, claro si lo hacemos de manera respetuosa, hablándoles bonito y coherente ( no como bebes), con paciencia, un tono de voz suave y, aquí viene la parte más difícil, basándonos en el tiempo de ellos y no en el nuestro para hacerlo.

Qué podemos conseguir cuando cambiamos a nuestros bebes:

Generar un vínculo especial: Yo te respeto y por eso te cambio con cuidado, paciencia y te cuento que voy a ir poniendo en tu cuerpo.

Caminar juntos a la autonomía: Haciéndolo de manera adecuada ( lo vemos más abajo a detalle) estamos entregando mucho más de lo que nos imaginamos, al comienzo parece un poco tedioso, pero los niños se enganchan, disfrutan y cooperan con nosotras, es increíble.

Sentando las bases para la autorregulación: Esta habilidad se desarrolla, pero el estado zen para que nuestros bebes puedan llegar a esta, se forma desde la interiorización de los cuidados.

La buena noticia:

Una vez que conocemos como hacerlo y empezamos a practicarlo, se vuelve mucho más fácil y fluye de manera natural, adaptamos esta experiencia a nuestra realidad y además el bebe comienza a responder a tan lindo estímulo y colabora con nosotros.

La Pura verdad:

Se que cada familia es un mundo, no todas las mamás contamos con todo el tiempo para atender como quisiéramos a nuestros hijos, trabajamos, vivimos corriendo y a veces si se nos hace difícil estar en un modo tan relax. Mi propuesta aquí es que dediquemos tiempo por lo menos a un cambio de ropa al día ( si tuviera que escoger por ustedes, siempre ponerles la pijama después de bañarlos será mi momento favorito) y la clave es “ evangelizar” a toda la casa para que cuando no lo hacemos nosotras, nuestros chiquitines  reciban de alguna manera los mismos ingredientes siempre.

Para entenderlo mejor, se me ocurrió hacerlo como una receta, porque al final eso es lo que es, una receta mágica que cuando dominamos, la hacemos de memoria, la disfrutamos y además siempre deja huella en el corazón de los que prueban el plato terminado.

Cambiando a nuestros bebes

Ingredientes:

  • Paciencia
  • Contacto visual
  • Voz en tono suave
  • Anticipación de todo lo que vamos a ir haciendo
  • Respeto en como ponemos y sacamos la ropa

No vamos a necesitar:

Prejuicios: “Los bebes ni cuenta se dan de lo que les haces o dices” . Los bebes son sabios, se dan cuenta de más cosas de las que nosotros creemos y observarlos también es clave para ver cómo se sienten ellos.

Para empezar pensemos en qué vamos a ponerles y en qué orden.

Ejemplo:

a) Polo + Pañal + Pijama + Medias

b) Pañal + Polo + Pijama + Medias

No hay un orden bueno y un orden malo. El que nosotras escojamos será el mejor para nuestro bebe, así que vamos con fe… y empezamos a cambiarl@

Yo lo voy a hacer con mi hija mayor como si fuera una bebe de pocos meses:

Marina, vamos a ponerte la pijama como todas las noches, está bien?

Voy a ponerte el polo primero, me das una mano? ( vamos metiendo la manito por la manga del polo, no metemos la manga defrente sin decirle como si fuera nuestra Barbie a la que cambiamos), voy a pasar el polo detrás de tu espalda para poder meter tu mano por la otra manga, me das tu mano?. ; Ahora vamos a abotonar este polo ( hacemos botón por botón).

Voy a ponerte el pañal y después el pantalón de pijama ok.

Así vamos haciendo con todo, si antes de ponerle el polo viene una crema también le avisamos y así sucesivamente como si fuera una coreografía.

El resultado del Plato:

Van a ver que bebitos recién nacidos se convierten poco a poco en bebes de 6-7-8 meses que van conociendo su cuerpo y después en niños de dos años protagonistas de su cambio de ropa y no bebitos con mirada perdida dejando que sus nanas o mamás hagan con sus cuerpitos lo que toca de manera mecánica.

La Clave del Éxito:

La repetición, obviamente nos frustraremos en el camino, no siempre tendremos la colaboración de nuestros bebes, habrán momentos más difíciles, pero repetir el cambio de manera afectiva genera un vínculo y es la base de la seguridad de nuestros hijos.

Esta mirada fomenta la autorregulación y calma en nuestros hijos, la razón es evidente : cambiarlos de la misma manera y con anticipación hace que ellos sepan que pasará en cada momento de este espacio tan especial.

La mala noticia:

Más de una persona nos creerá locas… estoy segura que en este instante estarán pensando que la loca soy yo … pero no, no, en la repetición verán resultados maravillosos y les prometo momentos únicos en esta nueva experiencia de cambiar respetuosamente a nuestros hijos.

Esperanza:

Si tus hijos no tienen meses, sino uno o dos años y nunca tomaste en cuenta esto, no te sientas mal, empieza hoy mismo, nunca es tarde y verlos disfrutar de ese lindo momento siempre siempre será especial.

Tengo un video bonito que me gustaría compartir, si les interesa escríbanme, se los voy pasando.

#cuidandoloscuidados #milipalma.com #cambiando al bebe #milipalmasleepcoach

Un comentario sobre “Darse un tiempo para VESTIR

Deja un comentario