Ciudados Básicos

Nuevo Estado: Aprendiz

Es un hecho que la maternidad cambia a todas las mujeres, eso sentí yo y me imagino que  todas las mamás que puedan estar leyendo estas líneas también… nos trasforma de una u otra manera, nos vuelve más creativas, menos rígidas, mas humanas…

Yo he escrito ya un poco sobre la depresión post parto que tuve y lo que quería contarles es justamente lo gratificante que fue este proceso ( duro pero rico en experiencias), quizás más de una se sienta identificada…

A mi me tocó “ bajar al llano” dejar de sentarme en la silla del salvavidas que mira todo a una altura diferente y aterrizar sin escalas en el piso. Mi viaje empezó ( y continúa) haciendo Constelaciones con Marita Escalante, a quién le tengo un cariño especial y un agradecimiento único, me ayudó a ordenarme muchísimo, la experiencia se las recomiendo a todos los que necesiten empezar a sanar, empezar a re-construirse

Yo llegué donde Marita porque buscaba algún método para conectar nuevamente con Lorenzo, pero “ no porque yo  tuviera temas no resueltos” ( según yo, estaba lista para el Nobel de Paz), cuando empezamos a conversar, se evidenció que Lorenzo era ese hijo que llegaba a raspar la olla de cada mamá, ese que te remueve todos tus pendientes, aquel que te conecta con tus historia y que justamente es tu mejor maestro, porque es él que más te cuesta y el amor infinito que tienes no está en duda ni  se compara con cantidad de emociones que nos moviliza ; Yo sentía rabia porque no podía  dormir, me daba cólera que no me quisiera como yo esperaba, me preguntaba todo el tiempo porque no era tan fácil como Marina y me daba cargo de conciencia porque según yo ese momento fregado de depresión nos separó y todo era mi culpa.. AMÉN).

Después de varias visitas, las cuales se me quedaban cortas, en donde disfrutaba y aprendía minuto a minuto, logré interiorizar  que Lorenzo me enseñaba día a día,  que Marina era un regalo porque con “ dos” mejores maestros no la hacía… , dejé de ser víctima, de quejarme y tuve que asumirme como adulta para mis hijos, ellos son los niños y yo la “grande”.

Empecé a trabajar mis pendientes más urgentes para poder transformarme en una mamá completa para ellos ( eso es importante, porque aunque no lo crean, cuando no escuchamos como estamos por dentro, no estamos al 100% para nadie… ni para nosotros…)

Está comprobado que al venir al mundo llegamos en abundancia, pasamos meses calentitos, en las barrigas de nuestras mamás, cómodos y sobretodo plenos, esa riqueza la vamos “durmiendo / olvidando” a lo largo de nuestra vida y recuperarla cuesta, es duro pero vale la pena.

El mensaje que me llevé después de  esta linda experiencia fue que la mejor mamá para mis hijos, soy yo y los mejores hijos para mi, son ellos.  Lo mismo trato de decirles a las mamás con las que converso en Cuidados Básicos, porque aveces el cargo de conciencia nos abruma y nos olvidamos de esta GRAN VERDAD.

Sin  lugar a dudas  volvería a recorrer lo mismo cien veces más, después de empezar este proceso que caló en mi siento que me volví un  ser humano más agradecido.

 #cuidandoloscuidados #blogmilipalma #milipalmasleepcoach

 

Deja un comentario