Ciudados Básicos

Dejamos el Colecho….

Formalmente dejamos el colecho con Lorenzo, el proceso no fue fácil, confieso que me costó más a mi que a él, pero en balance general ha sido absolutamente positivo. Me lo tomé con mucha calma, porque quería darme la oportunidad de (re) construir este momento, que no sea un recuerdo espantoso relacionado a todo lo que vivimos el año pasado sin dormir y “por favor… no me vengan a decir que lo deje llorar, que ni cuenta y bla, bla bla… eso, NO! ( este tema es largo y lo tengo para otro post… habrán opiniones divididas).

Con Marina hicimos colecho casi dos años y justo coincidió con nuestra mudanza, así que la novedad de la “ camita nueva” hizo que se de en automático con ella, claro, hay noches que se pasa a mi cama ( muy poquitas), pero se acuesta y duerme en la suya.

Le quise dar fin al colecho porque había una de las partes que ya no estaba disfrutándoloYO, co – protagonista de la película. Mi hijo se movía mucho y me pateaba la espalda en la noche, así que al día siguiente me dolía todo, yo necesitaba más espacio en la cama, pero me preocupaba que yo reconocía  en él aun algo de ansiedad diciendo“ Mami, mami,mami, muchas veces en la noche” no se si a alguna de ustedes le haya pasado y además que Lorenzo tiene casi dos años y es más difícil instaurar un plan de sueño en él que en un bebe de 12 semanas… ( de esto les voy contando abajo).

Mi objetivo esta vez  era lograr que él duerma en su cama, se levante menos pero más que un plan, yo quería mirarlo, confiar en sus capacidades y sobretodo aprovechar que hoy tenemos un vínculo sólido, gracias a los maravillosos cuidados básicos y que sin ellos, no hay plan de sueño que tenga bases duraderas ( es mi humilde opinión y absoluta filosofía, los planes de sueño son claves pero lo trascendental son los cuidados primarios, se los puedo asegurar y sin duda es mi timón de barco para cuando empiece a trabajar directamente con mamás)

Aproveche a las maravillosas Flores de Bach que son perfectas para los chiquititos y le hice a mi hijo un frasco mezcla con Walnut, que justamente es útil en todas las transiciones de la vida, nacimientos, dentición, empezar el colegio, matrimonio, maternidad, menopausia, etc. ayudando al que las toma a  encontrar el potencial necesario para pasar esa “ ola”. ( En mi blog está colgado un post de cómo trabajan en niños, adultos y animales las flores, por si les provoca saber más aquí va la ruta  https://blogmilipalma.com/2016/09/20/las-flores-de-bach/)

Lo empecé a acostar en su cama: Esto fue lo más difícil para los dos y traté de manejarlo lo mejor posible, jamás lo sorprendí, todo lo contrario, le anticipé que él ya iba a dormir en su cama, que estaba creciendo y necesitaba más espacio y que todos los miembros de la familia dormían en sus camas por la noche. Les parecerá lo más obvio del mundo, pero el año pasado era imposible para mi que Lorenzo pueda estar un segundo en su cama, gritaba y no la toleraba ( Las siestas siempre las hizo y hace ahí, su problema era la noche).

 Aprovechamos nuestras rutinas positivas: Desde que fui mamá tuve la suerte de fluir super ordenada y sin forzar  los horarios, así que mis hijos tienen una estructura sana  que es clave : comen + los baño + los cambio + juegan un ratito y se acuestan ( los acuesto). Más que el horario, lo importante aquí es que sepan que viene después de cada actividad en el cierre del día, para que vayan tomando consciencia que se va acercando el momento de Zzzzz.

Me interesaba que él defina los tiempos en base a su necesidad y no en base a la mía, es decir, efectivamente yo estoy marcando la pauta ( dejar el colecho) y la manera de hacerlo ( como vamos a acostarnos y dormir ahora), pero en la transición si es importante darle el protagonismo a él y encontrar el camino juntos, no programarme y  definir a priori lo que necesita, esta vez se trata de escucharlo, mirarlo y recién poder responder a lo que Lorenzo manifieste… la verdad aquí me sorprendí…Lorenzo se echa en su cama tranquilo, reconozco que yo lo acompaño hasta que se duerme porque me provoca, no me demoro mucho e instintivamente siento que cerrando el día así me siento contenta. ( Es verdad, es un niño de casi dos años, con bebitos chiquitos se pueden ajustar cambios de manera más efectiva, pero entiéndanme esta era una batalla personal, la manera más humilde y sincera de pedirle perdón a mi hijo por no haberme conectado con él por casi un año).

fullsizerender

Noto diferencias en el Lorenzo de antes ( sin vínculo sólido) y en el de hoy, hoy concilia el sueño, de manera rápida y con sus recursos, antes eso era imposible… pasábamos dos horas con palmadas en la espalda, “tutotuto” y todas cremas y NADA, yo cometí el super error de no permitirle que se autocalme ( self soothing), hoy duerme profundo, antes no podía, eso si  aún se levanta, una vez pero se levanta…

Les cuento además que el FSI donde me formo como Baby Sleep Coach, confirma que el ambiente adecuado para que el niño duerma esta relacionado con su calidad de sueño y la producción de melatonina ( hormona de sueño), aquí varios tips pensando en bebes/ niños mayores de 8 semanas de nacidos, antes de eso, es imposible empezar a organizarlos:

a) Cuarto absolutamente oscuro

b) No luces azules ( cuidado con los monitores, celulares, etc. tápenlos en todo caso)

c) No ruidos esto es básico, habitación en calma ( si se permite ruido blanco).

d) No esperar a que el bebe este sobregirado, es decir fastidiado y llorando por tener sueño, ese escenario ya es la puerta del infierno…

e) Observen a sus hijos, ustedes los conocen y las señales de sueño antes de estar agotados son claves para ponerlos en su cama y que solos se duerman, permítanles desarrollar esa habilidad que todos tienen pero que nosotras muchas veces anulamos de self soothing.

f) La siesta es clave, un bebe descansado duerme mejor en la noche, lo que no podemos perder de vista es el fin de la siesta vs. la hora en la que lo acostamos.

g) Si sus hijos tienen entre 0 – 8 semanas es muy pronto para pensar en un plan de sueño, hay además que conocer la verdadera edad biológica de cada uno.

Inspirada en el enfoque Pikler  y casi filosofía de vida les dice:

a) Cierren el día con sus hijos, aprovechen el poder del baño + vestimenta ( pijama) es importantísimo y les da más de lo que se imaginan a ellos.

b) Anticipen cualquier cambio, no los sorprendan

c) Mantengan rutinas contenedoras y sanas

Acuérdense de esta frase:

Si uno se dedica intensa y exclusivamente a un bebé en cientos de momentos privilegiados como los cuidados básicos, este bebe estará colmado y tranquilo de manera interna, para poder disfrutar del mundo que lo rodea.

#milipalmasleepcoach #cuidandoloscuidados #dejamoselcolecho

 

 

Un comentario sobre “Dejamos el Colecho….

  1. Admiro a forma en que has criado a Marina y Lorenzo, y tienes los resultados hoy, son dos niños felices y de lo educados que he visto, te admiro como mama y mujer que eres

Deja un comentario