Ciudados Básicos

Nuestro viaje a Cuzco

Como les adelanté nos fuimos a Cuzco, nuestro viaje era desde el comienzo cortísimo… siempre lo supimos y al comprar los pasajes era un hecho que pasaríamos un fin de semana en el Valle, sólo 3 días… el reto era aprovecharlo al máximo, pero también relajarnos y hacer lo que nos provocará en el momento sin planear tanto.

Mi esposo se fue a hacer Caminos del Inca con Cami ( su hija mayor y mi queridísima ahijada de confirmación) y quedamos en que nosotros les dábamos el encuentro para pasar los últimos días de la semana juntos.

Partimos a las 10.30 a.m. de Lima, para mi la hora era perfecta porque salimos con mis hijos a las 7.45 a.m. de mi casa, hora totalmente manejable para ellos, llegamos al aeropuerto, nos chequeamos y tuvimos tiempo para esperar “ tranquilos” ( ja!)  hasta subir al Avión… el vuelo es corto pero con niños siempre es otra historia, así que llevé unas crayolas y hojas para que dibujen ( no quise prender el IPAD, pensé que la pasábamos sin mucho esfuerzo, eso si les confieso que mi esposo lo prendió de regreso) logré entretenerlos 30 minutos, aunque mi chiquitín  si empezó a desesperarse y llorar, pero de verdad fue manejable ( no se si piensen lo mismo mis compañeros de vuelo!)

Cuando llegamos  a Cuzco, recogimos las petacas y ya me esperaba Uriel, un señor de confianza que me recoge cada vez que voy, así que nos fuimos con él rumbo al valle… aproveché en darle a mis hijos un poco de limonada que preparamos desde Lima ( que nunca me quitaron) con unas galletas de soda que traje en la cartera…tuve suerte y se durmieron así que el camino no fue para nada pesado.

foto-4

Llegamos a Kuychi Rumi ( nuestro hotel con bungalows)  y realmente el lugar me sorprendió, teníamos una “ casita” equipada para nosotros y un super jardín lleno de flores para que los chiquitos jugaran, así que me relajé del estrés del viaje, porque mis hijos estaban felices y sin peligros ( bueno, habían dos perros muy mansos, de verdad no me preocupé). En la noche les preparamos unos fideos que traje de Lima para no tener que pensar mucho en qué cocinarles y fue perfecto.

img_3103

Al día siguiente, tomamos desayuno en nuestra casa con frutas, queso y panes que compramos en el mercado, riquísimo y menos rígido que el desayuno en el comedor de un hotel que para mi si es un poco tenso con niños que se aburren en la mesa. Casi a las 11.00 a.m.  nos fuimos rumbo a Chinchero, nos encantó porque los chicos vieron unos animales típicos de la zona que para ellos era más que suficiente y nos hicieron una demostración de todo el proceso de producción de lana desde que trasquilan a la oveja hasta que hacen los telares, de verdad lindo, entretenido hasta para ellos y lo mejor fue que pudieron experimentar en la parte del teñido de la lana con ingredientes naturales y colores,  obviamente salieron con su chompa Cusqueña bien puesta, esa que todas nos hemos comprado de viaje de Prom… la misma… después pasamos por Maras un ratito a tomar algo ( no bajamos a las salineras) y de ahí de nuevo a la casita.

cuzco-4

El último día si fue un poco apurado y demasiado trajinado para mi gusto, pero era parte del plan… salimos a la 1.00 p.m. del Valle rumbo al aeropuerto, así que tuvieron toda la mañana para jugar en Kuychi Rumi, considerando que el día empezó a las 6.50 a.m., nuestro vuelo salía a las 4.40 p.m. y la espera de regreso si fue un poco más pesada pero logramos subir airosos al avión…y llegar a nuestra casa sanos, salvos CANSADOS y felices por los días tan lindos que pasamos

Me olvidé de contarles  que ya no hacemos colecho con Lorenzo, lo dejamos hace poco y me parecía un estrés no dormir con él justamente en el viaje, sobretodo por todo lo que hemos pasado juntos de cara a la noche, además porque yo siento que él tiene aún apego- ansioso conmigo, pero confiando en él, en sus recursos y en nuestro vínculo, pudimos manejarlo mejor de lo que nos imaginamos ( En el próximo post vienen los detalles).

Estoy feliz de haber pasado estos lindísimos días en familia, a veces los viajes cortos son los que menos nos  atrevemos a hacer por todo el movimiento que involucran para tan pocos días, pero no les miento, hemos disfrutado muchísimo y venimos con el corazón lleno de momentos maravillosos…

img_3062

Qué me sirvió?

  • Llevar un chaleco, un cortaviento y una casaca de plumas para cada uno, con eso no necesitamos mucho más.
  • Las botitas de jebe, buenazas para que se metan a los jardines con agua y no se mojen el pantalón ni las medias.
  • Preparar un botiquín bueno, les paso la foto en la semana porque utilicé varias cosas, sobretodo el repelente natural, el Rescue Remedy y la crema de tomillo de Just.
  • Llevar mi flexibath, me la regalaron cuando nació Marina y no entiendo como todavía entra ella ahí, me sirve para los viajes, es una maravilla, no ocupa espacio, de verdad me salva siempre y me da la oportunidad de disfrutar el baño con mis hijos que para mi es importantísimo. #cuidandoloscuidados
  • Me compré el oxishot que me recomendaron, no lo usé porque el valle no tiene casi nada de altura, pero me dio tranquilidad mental. Me habían dicho que lo venden en todas las farmacias de Cuzco, pero yo sólo lo encontré en Inkafarma ( porsiaca).
  • Tener un transporte contratado para que nos recoja y lleve al valle.

Si no hubiera sido un viaje relámpago…

De todas maneras me quedaba a dormir en Cuzco la última noche, de hecho el ir y venir del valle + check in en el apto. + la espera ahí  no son lo más lindo que hay para hacer en el ombligo del mundo, pero bueno así fue planeado.

Ojalá les guste y les sirva.

#cuidandoloscuidados #milipalma.com #nuestroviajeacuzco

 

8 comentarios sobre “Nuestro viaje a Cuzco

  1. Que interesante experiencia Mili! No he llevado a mis hijos a Cusco por temor a que la altura les choque… aunque me muero de ganas. ¿Que hiciste para que no les afecte? Un abrazo!

    1. Vale!La clave está en irte primero al valle siempre, así se aclimatan con menos altura que en Cuzco Cuidad. Siempre he escuchado que a los chiquitos no les pasa nada en la altura, pero yo igual tenía miedo… directo al valle, comida suave y poca acción el primer día y listo :-). No sabes qué lindo viaje es para ellos!! Un beso!

  2. Milagritos, que bueno que la hayan pasado tan bién, tu relato muy entretenido y bien completo, los bebes felíces y Fernando también, ya nos contarás más detalles… un beso..!

  3. Milagritos! Que bella familia y sobre todo ” feliz” tienes, ya te imaginarás la alegría que puedo tener yo de ser parte de ella y lo agradecida que estoy por la ” felicidad tan grande ” que le has dado a mi hijo que bien se lo merecía y sobre todo con tanto cariño a Sebastián y CAMILA, cada día te admiro y quieromás y doy gracias a Dios por por este regalo maravilloso que me ha hecho

  4. Mili escribes increíble ! Súper leer tu viaje al Cuzco creo que ya podrías escribir un librito !Que bueno que todo salió bien! Linda familia los quiero!

Deja un comentario